Tronas para bebés – Seguridad y protección para tu pequeño.

Las tronas para bebés han cambiado considerablemente desde sus estilos de madera de hace tiempo. En la actualidad existen variedades con muchísimas características como ajuste de altura, asiento reclinables y otras características más. Sin embargo, antes de decidirte a compra una de las muchas tronas para bebés debes tener en cuenta los siguientes factores.

Lo que hay que tener en cuenta antes de comprar tronas para bebés.

Usualmente el uso de una trona para bebé limita a niños de seis meses en adelante o cuando comience a consumir alimentos sólidos. Mientras que algunos padres se deciden a comprar una antes de que esto ocurra otros padres deciden esperar.

Lo indispensable desde luego al elegir entre tronas para bebés es una que ofrezca seguridad. Comprueba que la silla tenga bandas y una barra que pueda mantener las piernas del bebé en su lugar para evitar que se deslice por debajo de la bandeja. Asimismo, intenta comprobar la durabilidad y estabilidad de la silla. El asiento para bebés que elijas debe contar un una base suficientemente amplia.

Las tronas para bebés con ruedas son una buena opción si necesitas mover a tu bebé entre las comidas. Si eliges una con esta característica asegúrate de que tenga un mecanismo de bloqueo fuerte y seguro con el fin de evitar futuros accidentes como el tener que perseguir a tu bebé de un lado a otro de la habitación.

Para aquellos padres que desean usar una trona para bebé por mucho tiempo, una con un mecanismo de altura ajustable es una buena opción. Puedes colocarla al principio baja para alimentar al bebé separando la bandeja y cambiando la altura. Conforme el niño va creciendo puedes modificarla fácilmente de acuerdo con su tamaño. Por otro lado el bebé se sentirá más cómodo con una silla reclinable, la cual puede ser adecuada para los niños que tienden a dormir tras su comida después de un día largo y agotador.

Estas tronas para bebés también deberían de contar con un arnés en la entrepierna con una banda para sujetar las caderas del niño, así como comprobar si el arnés es resistente y lavable. Evita también las tronas que suelen enrollarse por la cintura del bebé, pues pueden ocasionar resbalones fácilmente.

Nunca están de más las medidas de seguridad.

Elegir tronas para bebés es decisión de cada padre sin importar los tipos y clases que se puedan encontrar. Pero de todas formas lo más importante siempre es mantener bien vigilado al bebé. Mientras estés usando la trona para tu bebé asegúrate siempre que tiene todos los ajustes necesarios y los seguros bien abrochados. Nunca lo dejes solo y comprueba que la bandeja está asegurada en su lugar. Nunca dejes objetos punzantes o que pudiera tragar y asfixiarse. Y por último siempre déjale algún juguete seguro para que se entretenga.

Comparte esta páginaShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest